Librerías de Santiago para irse a la segura, recomendadas por una lectora fanática

Tweet

Libros, libros y más libros. Estos hermosos objetos llenan la vida de Vale Lopresti en más de un sentido. Aquí nos cuenta dónde buscarlos y por qué estos lugares son sus favoritos: librerías físicas en Santiago y las mejores opciones online.

La primera vez que me compré un libro, debo haber tenido 12 años. Estaba en un mall capitalino y había una gran librería en el tercer piso (librería que ya no existe). Me pasee por los pasillos mirando los estantes llenos, sin fijarme realmente qué género estaba mirando, hasta que un libro de lomo verde atrajo mi mirada. Lo saqué y dije, me lo llevo. Ni siquiera había leído la contraportada, pero con confianza fui hasta la caja y lo compré. El libro era Estudio en Escarlata de Arthur Conan Doyle, el primer libro en que aparece el detective Sherlock Holmes, no sabía nada de él, tampoco había tanto acceso a Internet como para googlearlo, y fue amor a primera lectura.

Al poco tiempo, en el mismo mall, me encontré con una librería más escondida, pequeña y que tenía un estilo más antiguo, estantes de madera, un poco más hogareña. Y fue el mismo modus operandi, recorrí sus pequeños pasillos mirando de abajo a arriba sus enormes estanterías (siempre me ha sido más fácil mirar desde abajo, dado que soy de las bajitas) y nuevamente ¡paf!, lo vi, una serie de libros con el mismo diseño y la misma, autora Agatha Christie. Mi elegido fue Matar es fácil, una excelente novela policial (bueno, Christie fue una máster de la novela policial con grandes personajes como Hércules Poirot y Miss Marple), y sentí que caía por la madriguera del conejo blanco de Alicia, ya no había vuelta atrás.

Me gusta pensar que en ambos casos el libro me eligió a mí. Luego de un par de años de hacer de esas dos librerías mi refugio máximo, ambas cerraron, y comencé mi peregrinación en busca de una nueva Meca. La búsqueda no fue en vano y ahora, con años de experiencia en el cuerpo, les vengo a dar mi ruta del libro, las librerías a las que voy y que nunca (o bueno, rara vez) me fallan. Saquen sus libretas (o teléfonos) y tomen nota. No se arrepentirán.

Disclaimer: estas recomendaciones se basan puramente en mi experiencia y pueden no cumplir las expectativas de quien las lea.

Mi ruta de los libros
Librería Catalonia:

Mi regalona, mi preferida, a la que le doy todo mi dinero (inserte Emoji de dinero volando). Ya llevo un par de años visitando esta librería cada vez que busco algo para mí o para algún amigo lector. Siempre voy a la tienda que tienen en Las Urbinas (Providencia), aunque también tienen una en Santa Isabel (Providencia), pero por logística y porque ya me hice amiga del librero (¡hola Gera!), sigo yendo a la de Las Urbinas. ¿Encantos que tiene?

No solo encuentras libros de las mejores editoriales, como Impedimenta (que son reales joyas de la edición), sino también tienen una serie de clubes de lectura: novelas, poesía, mujeres bacanas, etc. Se llenan rápido, así que estén atentos cuando salgan las inscripciones. ¿Algún contra?

Sí, pero no directamente con la librería, es más para cuando uno tiene que hacer algún regalo. Cuando tengo que regalar a familia o amigos menos ñoños que yo, a menos que esté 100% segura de que amarán el libro, lo compro en una librería de cadena, para que tengan más opciones de dónde ir a cambiarlo.

Ubicación: Las Urbinas 17 y Santa Isabel 1235, Providencia.

Horario de atención: lunes a viernes de 10 a 20 horas, sábado de 11 a 14 horas en Las Urbinas; lunes a viernes de 10 a 19 horas en Santa Isabel.

RRSS: @LibCatalonia en Twitter e Instagram

Web: https://www.libreriacatalonia.cl/

Qué Leo:

Ya sé que van a decir, “pero Vale, ¿no que prefieres las librerías chicas y no las cadenas?”. Tienen toda la razón y las Qué Leo cumplen con mi preferencia, porque a pesar de que todas comparten un nombre y un logo, cada una tiene un dueño distinto, lo que hace que cada una de las librerías tenga un estilo propio.

Te puede interesar: Los mejores libros para regalar esta Navidad según el dueño de Qué Leo
Qué Leo Pedro de Valdivia es la original, donde partió todo (aunque la ubicación de la primera Qué Leo no fue donde está actualmente). En esta tienda puedes encontrar una amplia variedad de libros, desde Best Sellers hasta editoriales independientes, también puedes ir a comprar vinilos e incluso tomarte un café en la parte de atrás de la tienda. ¿Qué puedo destacar de esta tienda?

Primero, que además de la tienda, Juan Fau, el dueño de la marca, armó también una radio online con una serie de programas como Las Claves del Éxito, conducido por Katy Becker. Además, los libreros que trabajan ahí conocen muy bien su pega, los libros que hay y los que no hay, guiándote en tu proceso de búsqueda y compra.

Otra para destacar es la Qué Leo Ñuñoa, ubicada en un strip center en Simón Bolívar con Coventry, es una de las más grandes de la cadena, lo que les ha permitido, además de tener un extenso catálogo, poder realizar actividades como cuentacuentos los fines de semana para la familia o presentaciones musicales algunos viernes en la tarde noche. Los libreros son jóvenes muy motivados con los libros y que están muy dispuestos a ayudarte. Me caen bien.

Por último, dentro de esta línea, quiero hablar de una Qué Leo que no conozco personalmente pero que sigo en redes sociales, y más de alguna vez me han ayudado a encontrar algún libro. En Qué Leo Forestal no solo han creado un maravilloso lugar rodeado de libros, sino también una comunidad en torno a ellos. Esta sede ha creado los Premios Forestal, donde año a año por voto popular se distingue lo mejor. También han armado Espacio Forestal, lugar donde se dan talleres, charlas y firmas de libros, además de albergar The Libro Show, una instancia de conversación en torno al mundo literario.

Ubicación: Av. Pedro de Valdivia 40 (Providencia), Av. Simón Bolívar 4800 (Ñuñoa) y Merced 76 (Santiago), aunque hay más sedes en Santiago y regiones, búscalas aquí.

Web: https://queleochile.cl/

Librería Lolita:

Una joya en medio de Pocuro. Bueno, en estricto rigor está en República de Cuba, pero ustedes me entienden. Esta pequeña, pero al mismo tiempo gran librería, está en manos de Francisco Mouat, escritor y editor de la editorial que lleva el mismo nombre de la librería. La verdad es que no he ido muchas veces, simplemente porque me queda más a trasmano, pero cada vez que voy, es un agrado: libreros amables (que no había dicho antes, pero pucha que es importante que te traten bien), libros bien distribuidos y si se tiene suerte, una buena conversa con su dueño. Lolita también cuenta con un club de lectura que ocurre en el piso de abajo de la librería, así que atentos quienes quieran ser parte de él. ¿Por qué me gusta esta librería?

Principalmente porque una vez que estaba en la desesperación buscando un libro raro, ellos me avisaron que les había llegado y me guardaron uno. Qué amorosos, ¿no? Y bueno, tengo una debilidad por las librerías más de barrio. ¡Ojo! Que atienden de lunes a domingo.

Ubicación: República de Cuba 1724, Providencia.

Horario de atención: lunes a sábado de 10.30 a 14.00 y de 15.00 a 20.00 horas; domingo de 11.00 a 14.00 y de 15.00 a 20.00 horas. Cerrado los feriados.

RRSS: @librerialolita en Twitter e Instagram.

Mi ruta de los sitios donde comprar libros
Bueno no son librerías, pero igual nos sirven. Yo sé que no todos tienen el tiempo ni las ganas de ir a una librería (shame on you!), así que también les daré un par de datos online con los que he tenido buena experiencia.

Buscalibre:

Página chilena que tiene un gran catálogo de libros. En más de una ocasión he recurrido a ella cuando no he encontrado lo que busco en alguna librería física.

Los pros: tienes la posibilidad de ver varias ediciones del libro que quieres y elegir la que más te guste, te lo envían a la casa o como ellos mismos me informaron hace poco vía Twitter, lo puedes ir a retirar sin costo alguno (ahí se volvieron a ganar mi corazón).

Los Contras: hasta hace un tiempo para mí era el tema del envío, porque en mi casa no cuento con conserje ni nada del estilo, además que me carga pagar envío por mis compras, pero como ya no está este problema, no le encuentro ningún contra (recuerden esta es mi experiencia no más).

Bookdepository:

Si digo que amo a esta página, es poco. Mi amiga Natalia (¡hola Nat!) me la mostró hace unos años y básicamente morí. Tiene un catálogo impresionante, principalmente en inglés, aunque también en español y otros idiomas. ¿La gracia?

No tiene costo de envío. Como leyeron, no te cobran por enviar el libro. Además, tienen un servicio post venta envidiable. Un par de veces no me llegó el libro y les conté, ¿solución?, me enviaron de nuevo el libro y no me cobraron. En otra ocasión, correos de Chile envió de vuelta al remitente mi compra, así que les avisé y cuando les llegó, me la enviaron de nuevo. Maravilloso en todo su espectro. ¿Lo malo?

El tiempo de demora. En este punto nunca he tenido muy claro de quién es la culpa, si de ellos, de aduana o del correo acá en Chile, pero lo que hago es compro y luego me olvido que compré, así cuando llega (a mi me ha tocado esperar de dos semanas a dos meses), es como una sorpresa.

Te puede interesar: Lecturas de verano: 12 libros recomendados por un escritor y un librero
Amazon:

Similar al anterior, la gracia de Amazon es que no sólo puedes comprar libros (que es lo que nos convoca hoy), sino que una infinidad de cosas, y no exagero. Debo admitir que Amazon es mi última opción al momento de comprar, ya que solo recurro a ella cuando Bookdepository me ha fallado. Por qué, se preguntarán.

Costo de envío. A pesar de que comprar por este medio tiene muchos beneficios, como tener un número de seguimiento, ya les comenté que no me gusta pagar por el envío, prefiero gastar ese dinero en más libros (ji ji ji), pero es decisión de cada uno.

Bonus: recomendaciones varias
Podría seguir dándoles datos de dónde comprar libros, pero la idea es hablarles de los lugares que me han gustado (y podrán entender por qué obvié las grades cadenas de librerías, a pesar de que alguna que otra vez me han salvado).

Mi última recomendación para ustedes es: conozca a su librero. De esta manera la experiencia de buscar un libro será algo mucho mejor, y se verá sorprendido por lo que le pueden recomendar ahí mismo en el lugar.

Por último, si está escaso de fondos, lo que he optado por hacer este tiempo es sacar libros prestados de la biblioteca: Bibliometro, Biblioteca Viva y algunas bibliotecas comunales, como la Biblioteca de Santiago o la Biblioteca Pública Digital, son excelentes opciones para que revisen, algunas tienen costo de inscripción y otras no, pero el costo es mucho menor que comprar un libro, y así pueden pedir varios durante el año.

Espero les sea de mucha utilidad esta mini guía, y no dejen de leer. Como ven, hay opciones para todos los bolsillos y gustos.

Fuente

Únase a nuestras comunidades

No olvides seguirnos en Twitter: @YoEstoyEnChile y también en Instagram: @InmigrantesEnChile.

Si ya eres un inmigrante en Chile, o te interesa información sobre este país para vivir o visitar, te invitamos a unirte a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes en Chile", en el que podrás compartir con otras personas asi como enterarte de las noticias más recientes de esta hermosa tierra

Si deseas emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad

Loading...

Deja un comentario

¡Únete a nuestra página!

¡Únete a Inmigrantes en Chile y está siempre al tanto de lo que sucede!