Guía para inscribir a sus hijos en el sistema educativo de Chile

Tweet

Una de las cosas que los padres debemos prever es el proceso de integración que deberán afrontar nuestros hijos como parte de la migración del grupo familiar. Dejar su círculo de amistades y tener que enfrentarse de repente a un entorno totalmente nuevo, pudiera llegar a convertirse en un desafío difícil de superar, especialmente si no cuentan al cien por ciento con nuestra atención y apoyo.

estudios-educacion-basica-media-chile

Hay que considerar que la diferencia en el calendario escolar, que en Chile va de marzo a diciembre, pudiera desorientarlos un poco durante su inserción en el nuevo sistema, afectándolos tanto académica como emocionalmente.

El sistema educativo chileno consta de cuatro etapas

La “parvularia” vendría siendo el equivalente al preescolar o kindergarten. A esta etapa los niños pueden entrar desde los seis meses hasta los seis años de edad.

Después tenemos la “educación básica“, equivalente a la primaria. En Chile va desde primero hasta octavo grado, con lo que los niños entran a los 7 años y deberían salir de la misma a los 15 años de edad.

Lo siguiente es la “educación media” (corresponde a lo que en otros países se llama “secundaria” o “bachillerato”), que va del primero al cuarto medio, con lo que los estudiantes entran a los 15 años y salen de cuarto medio (o sea, bachiller) aproximadamente a los 18 o 19 años de edad.

Una vez finalizados estos estudios es que podrían insertarse en la educación superior o universitaria, pero de esta les hablaré en otro post.

En Chile hay tres tipos de instituciones para educación básica o media:

· Públicos o “municipales“: cuya matrícula es totalmente gratuita (aunque se paga un pequeño monto por concepto de centro general de padres).

· Particulares subvencionados: que son privados, pero en los cuales solo se paga una fracción de la matricula mensual (el monto restante es subvencionada o subsidiada por el estado). En estos la mensualidad oscila entre los 50 y 60 mil pesos.

· Particulares: son los privados en los que se paga la matrícula completa, sin ningún tipo de subvención o subsidio. Acá la mensualidad difícilmente bajará de los 240 mil, pudiendo sobrepasar incluso los 550mil pesos.

Afortunadamente, los pequeños del hogar cuentan con dos opciones para integrarse al sistema educativo chileno y continuar sus estudios en el punto en que los dejaron al salir de su país.

La primera opción es el Convenio Andrés Bello, a través de cual el Ministerio de Educación reconoce los estudios que el solicitante ha realizado en el extranjero, y que beneficia a países como Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, España, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Este reconocimiento implica obtener en su país de origen ciertos documentos que certifiquen el nivel de estudios del alumno.

La segunda opción se usa cuando por algún motivo no ha sido posible tramitar esta documentación, y consiste en un examen que a modo excepcional aplica el Ministerio de Educación, a través del cual se comprueba si el alumno efectivamente posee los conocimientos correspondientes al curso que afirma tener aprobado.

Para convalidar estudios a través del convenio Andrés Bello, se debe presentar el “Certificado de Educación Básica” correspondiente al último grado/año aprobado, y este debe venir debidamente legalizado (si es después del 30 de agosto de 2016, puede ser apostillado).

Aquí hay una guía de cómo realizar el proceso de legalización de documentos para que sean válidos en Chile

Sin embargo, en el caso que conozco, que es Venezuela, la página del Ministerio de Educación (MPPE) a su vez estipula que uno de los requisitos para obtener este certificado es presentar la “Certificación de notas del básico”, pero para obtener dicha certificación es necesaria la presentación de las notas certificadas originales, las cuales por lo general solo las entregan cuando el alumno finaliza 6to grado, 9no grado, y al momento en que culmina el bachillerato.

De modo que lo recursivo del trámite pudiera añadirle una capa extra de frustraciones a la cebolla de papeleos que nos toca pasar para poder emigrar con nuestros pequeños.

En ambos casos, los certificados se solicitan directamente en el plantel donde el alumno cursó su último año de estudios, siempre y cuando el mismo se encuentre en funcionamiento. Si el colegio ya no está en funcionamiento, se deberá pedir directamente a la División de Registro, Control y Evaluación de Estudios de la Zona Educativa que corresponda a su localidad. La solicitud se hace a través de un formulario llamado “Solicitud de Documentos Probatorios de Estudios”, que se descarga directamente de la pagina del ME.

Al igual que con cualquier documento que se deba traer a Chile, el Certificado de Educación Básica debe ser legalizarlo ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, luego ante el Consulado General de Chile y, posteriormente en Chile, en el Ministerio de Relaciones Exteriores, ubicado en Agustinas 1320 de Santiago.

Igualmente, si vendrá a Chile después del 30 de agosto de 2016, ya no necesitará realizar tres trámites, simplemente debe apostillar el documento.

Luego, se debe acudir ante el Ministerio de Educación en Chile a realizar la solicitud de convalidación de estudios. En Santiago, corresponde la sede ubicada en Fray Camilo Henríquez 262, mientras que en regiones se deberá acudir al Departamento Provincial de Educación más cercano, o a la Secretaría Regional Ministerial de Educación. La solicitud tiene un tiempo de respuesta aproximado de 25 días hábiles.

Para inscribir al alumno en el colegio, tras seleccionar el plantel y confirmar que el mismo tenga cupo disponible, deberá dirigirse a la oficina regional de Ministerio de Educación para solicitar lo que se conoce como Matricula Provisoria, que es una especie de autorización para que el colegio ingrese al nuevo alumno.

Dicha matricula indicará el curso en que se inscribirá al alumno, así como el medio de validación de estudios que se hubiera acordado (la presentación de documentos, o la prueba de evaluación). Esta matricula provisoria tiene una validez de 90 días, dentro de los cuales se deberá tener la respuesta de la solicitud de convalidación si es que se presentó la documentación, o bien rendir la prueba de conocimientos según las fechas que estipule el Ministerio para su caso.

Finalmente, con la matricula (además por supuesto de la partida de nacimiento debidamente legalizada) deberá formalizar la inscripción en el colegio, con lo que su hijo podrá comenzar a asistir a clases.

Escrito por James Maldonado

Sígalo en Twitter: @DarkPrinceRS

Únase a nuestras comunidades

No olvides seguirnos en Twitter: @YoEstoyEnChile y también en Instagram: @InmigrantesEnChile.

Si ya eres un inmigrante en Chile, o te interesa información sobre este país para vivir o visitar, te invitamos a unirte a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes en Chile", en el que podrás compartir con otras personas asi como enterarte de las noticias más recientes de esta hermosa tierra

Si deseas emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad

Loading...

Deja un comentario

¡Únete a nuestra página!

¡Únete a Inmigrantes en Chile y está siempre al tanto de lo que sucede!